¿Necesito un blog?

Si alguna vez te has hecho esta pregunta, la respuesta seguramente sea SÍ. Al fin y al cabo, un blog no es más que una herramienta para comunicarse con otros y los humanos somos seres sociales con necesidad de compartir nuestra opinión, nuestro conocimiento…

Si tienes voz, tienes algo que decir

Jessie Buckley

Historia

Los seres humanos han tenido necesidad de expresarse desde el principio de los tiempos y han buscado distintas vías a través de la Historia, no hace falta más que echar un vistazo a las pinturas rupestres, los jeroglíficos egipcios, o uno de mis ejemplos favoritos: Il Pasquino, la figura parlante más famosa de Roma, en la que, durante el siglo XVI, se colocaban escritos con las cuestiones que querían compartirse con otros (casi todas tenían una finalidad crítica o satírica).

Aunque si realmente hay un objeto físico que se asemeja al blog es el cuaderno de bitácora, un libro en el que los marineros registraban lo que sucedía durante sus guardias. Lo hacían de un modo cronológico, una característica propia de estos nuevos instrumentos digitales, y que, a diferencia de los diarios personales, estaba disponible su lectura y consulta a lo largo del viaje y, a veces, más allá.

Il Pasquino. Foto: Architas CC BY-SA 4.0

Antes de la irrupción de los blog en internet, existían comunidades digitales como USENET (1979), donde los usuarios podían leer y enviar artículos a diferentes grupos de noticias, los boletines de noticias en los 80 y los foros de internet con la posibilidad de crear hilos en los 90, y comienzan a aparecer los diarios personales en línea, el más famoso el de Justin Hall que en 1994 comenzó a escribir un blog personal en el que narraba su día a día.

Al principio se trató de herramientas muy rudimentarias, normalmente páginas web que actualizaban entradas modulares, pero el fenómeno comenzó a popularizarse en 1999 con la llegada de Blogger y unos años más tarde la irrupción de WordPress hizo posible crear tu propia ventana abierta al público sin apenas conocimientos informáticos.

¿Qué es un blog?

El término blog se lo debemos a Jorn Barger y Peter Merholz, el primero utilizaba el término “web log” como una manera de explicar el acto de registrar en la web, mientras que el segundo terminó jugando con esas palabras y transformándolas en “we blog” que abreviadas quedaron en blog.

Se define blog como un diario online que muestra las publicaciones de un modo cronológicamente inverso, es decir, las más recientes aparecen en la parte superior de la página. Es un espacio que se actualiza de forma periódica y se gestiona por una persona o un grupo relativamente pequeño. Además, por lo general, admite comentarios por parte de los lectores.

Como apunte curioso cabe decir que la palabra se incorporó al Diccionario panhispánico de dudas en 2005, y posteriormente se aceptó su definición en el propio Diccionario de la lengua española, con lo que su uso es completamente correcto y ya no es necesario utilizar el término bitácora.

Cuál es la diferencia entre una página web y un blog

Algunas personas me han preguntado qué diferencia un blog de una página web y la respuesta más simple es nada. En realidad un blog es una página web con las funcionalidades y características de ordenación que definen un blog.

Aunque, es importante señalar que no todas las páginas web son blog, de hecho no es necesario tener un espacio blog en una web. Hay páginas web dedicadas a la información de una empresa y no necesitan generar entradas tipo blog, otras destinadas a la venta online, webs informativas sin carácter cronológico…

Terminología básica de un blog

Como te he contado hace un rato, el término blog surgió como un juego de palabras sin un sentido real en el idioma en el que apareció: el inglés. Sin embargo, actualmente, se ha convertido en un sustantivo que además da lugar a un amplio léxico dependiendo de la acción o quién la realiza.

Blogger: en español solemos utilizar más el término bloguera o bloguero, y se refiere a la persona que tiene o escribe un blog. Algunas personas consiguen incluso convertir esta pasión en una profesión rentable gracias a diferentes patrocinadores.

Blogging: en español podríamos denominarlo como bloguear, aunque es un término muy poco utilizado de esa manera y se opta más por el término inglés, y es simplemente la acción de tener, escribir o gestionar un blog. Podríamos decir que es todo aquello relacionado con un blog.

Post: en español se conocen como entrada, y corresponde a cada uno de los artículos que van nutriendo un blog.

Vlog: es una variante de los blogs tradicionales en el que las entradas se realizan en formato de vídeo dentro de una galería que se ordena en el mismo orden que los escritos. En su origen se basaron en el lenguaje de Flash y han ido perdiendo fuerza en muchas de sus variantes, aunque existe una plataforma muy potente actualmente y que gana adeptos a diario: YouTube y sus YouTubers.

Microblogging: Se trata de publicar fragmentos pequeños de contenido, consiguiendo de esa manera un comunicación más ágil y espontánea con el público. Hay muchas plataformas que ofrecen este formato, pero quizá la más popular desde hace muchos años sea Twitter.

Para qué sirve un blog

Un blog puede ser una sencilla afición en la que compartir lo que nos apetezca pero también puede ser una potente herramienta de comunicación profesional, y que realmente está al alcance de todos, tanto por su sencillez de uso y configuración como por su precio, ya que son muchas las plataformas gratuitas o con costes muy pequeños.

Dependiendo del tipo de blog en el que estemos, podremos encontrar una utilidad u otra.

Blog personal

Se trata de los más tradicionales. Espacios personales en el que comunicarse con el mundo, reflexionar sobre cuestiones de interés, compartir conocimientos personales… Son más próximos y cercanos, y aunque algunos llegan a tener una relevancia extraordinaria y consiguen que sus autores vivan de ellos, no suele ser lo más frecuente.

Blogs corporativos

En este caso las empresas u organizaciones suelen emplearlos con un fin comercial. A veces es una herramienta de comunicación con los clientes o posibles clientes, otra se convierte en una de las fórmulas más directas de marketing de la empresa y están cuidados al más mínimo detalle.

Blogs de marca personal

Se trata de una mezcla de los dos anteriores, algunas personas terminan convirtiendo su afición en una carta de presentación abierta al mundo, en el que cuidan cada detalle, muestran exclusivamente aquellos conocimientos que van en línea con la reputación que quieren crear o conservar, y normalmente se especializan en temáticas muy concretas que se convierten en una extensión de su carta de presentación.

¿Por dónde empiezo?

Existen variadas herramientas para crear y mantener un blog, muchas de ellas son de carácter gratuito, no requieren de grandes conocimientos técnicos y han simplificado el proceso hasta el punto de que puedo asegurarte que si has llegado hasta aquí y tienes algo que compartir con el mundo: DEBERÍAS CREAR UN BLOG.

Plataformas

Existen muchas plataformas diferentes, incluso podrías crear tu propio servicio en internet contratando un hosting, instalando un CMS, diseñando lo que te apetece y lanzando tu primer hola al mundo. Pero si no tienes grandes conocimientos informáticos te diría que elijas entre estos tres: WordPress.com (de Automattic), Blogger (de Google) o Medium (de los creadores de Twitter).

A lo largo de mi vida digital he probado todos ellos, e incluso he instalado gestores de contenido en un servidor y configurado todo lo que me apetecía, pero tengo un claro favorito: WordPress.com, de hecho es el lugar en el que se encuentra alojado este blog. Me parece un espacio muy sencillo para dar tus primeros pasos de manera gratuita y en el que puedes hacer crecer el proyecto con un gran soporte detrás. Otra de las razones es que utilizan el gestor de contenido WordPress, que cuenta con una amplia comunidad de desarrollo detrás abogando por el software libre. Y algo muy importante si lo comparamos con Medium es la autoría, y es que tus escritos en WordPress serán tuyos.

Resumen

Si alguna vez te has hecho la pregunta que da inicio a esta entrada y has llegado hasta aquí, quizá tengas mucha información rondando tu cabeza, pero te apetece crear un blog y puedes hacerlo.

Próximamente, si tienes interés, te explicaré cómo crear tu blog paso a paso, dónde encontrar los recursos para compartir y todas las cuestiones útiles que he ido descubriendo a lo largo de mi vida entre blogs.

3 comentarios el “¿Necesito un blog?

    • ¡Bienvenido! Puedes preguntar todas las dudas que tengas y te ayudo a resolverlas. En unos días puedo crear otra entrada con un tutorial de cómo crear un blog de fotografías para que lo puedas seguir paso a paso. Si lo prefieres, puedes escribirme por privado a través del formulario de contacto: https://island404.com/contact/

      Le gusta a 1 persona

  1. Pingback: ¿Necesito un blog? – PETRU835@Wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: